Practico Deporte
Pilgrim Race Santiago mujer
Las siete etapas de la Pilgrim Race suponen una mezcla de deporte, superación y experiencia para todas las participantes. La meta, llegar a la Plaza del Obradoiro. Foto: David Ramiro.

La Pilgrim Race llega a Santiago con nombre de mujer

David Ramiro

La caravana ciclista de la Gaes Pilgrim Race, la carrera de bicicleta de montaña que ha unido Madrid con Santiago de Compostela a lo largo de siete etapas, ha llegado este sábado a la ciudad gallega con 150 ciclistas, entre ellas sesenta mujeres.

La carrera se ha dividido en siete etapas que han transcurrido a lo largo de más de 625 kilómetros a través de dos rutas muy singulares en pleno Camino de Santiago, atravesando las Comunidades Autónomas de Madrid, Castilla y León y Galicia.

Este año la prueba ha colaborado con el programa Universo y Mujer del Consejo Superior de Deportes, para promover el desarrollo de la mujer y su evolución personal dentro de la sociedad a través de los valores del deporte femenino.

Gracias a esta iniciativa se creó un equipo exclusivamente femenino al que se sumaron en las últimas tres etapas las alpinistas Edurne Pasaban, primera en subir los catorce ochomiles, y Rosa Fernández, que completó hace varios años el proyecto ‘7 Cumbres’ con ascensos a techos de todo el mundo, uno por continente.

En el equipo femenino también estuvo Mónica Batán, de la ONG Wanawake, que trabaja a favor de la igualdad de género y participa en la prueba bajo el lema de la campaña “Rodando con Maua hacia la Igualdad“, utilizando las mauas (flores) elaboradas de forma artesanal como broches como símbolo de esta lucha. Mónica acudió a la prueba junto a Mar Ortiz y Yolanda Vázquez.c

Competición y experiencia

Las primeras cuatro etapas fueron cronometradas y con carácter competitivo, mientras que las tres últimas la organización las diseñó a modo de experiencia para el disfrute de los participantes. Jesús del Nero y Olga Echenique se coronaron campeones de la general en este segunda edición de la Pilgrim Race.

En el registro de la prueba todos los participantes recibieron una sola bolsa de peregrino y ese fue el único equipaje que se transportó de una etapa a otra con las pertenencias de cada corredor.

Durante las siete etapas, todos los participantes hicieron noche en campamentos y para dormir en las tiendas de campaña los participantes dispusieron de su propio saco de dormir, almohada y colchoneta o esterilla.

La expedición hizo paradas como fin de etapa en Cercedilla, Olmedo, Medina de Rioseco, Sahagún, Villamartín, Chantada y la última en Santiago de Compostela.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

La Pilgrim Race pone rumbo a Santiago con sesenta mujeres

La caravana ciclista de la Gaes Pilgrim Race, la carrera de bicicleta de montaña que une Madrid con Santiago de Compostela (1-7 de julio), ha comenzado su aventura con un pelotón de 170 participantes, entre ellos sesenta mujeres.