Practico Deporte
joana pastrana sueno
Joana Pastrana posa con el cinturón de campeona del mundo durante su entrevista con Efe. Foto EFE

Joana Pastrana o cómo dejar todo por un sueño, el boxeo

Ha pasado una semana desde que Joana Pastrana revalidara su título del mundo del peso mínimo de la IBF y está feliz, posiblemente porque sabe que acertó cuando dejó su trabajo como camarera por apostar por su sueño, ser boxeadora profesional.

Ahora, pasado ya el tiempo, se reafirma en aquella apuesta, incluso su mánager y promotor, Álvaro Gil-Casares, va mucho más allá. “Si los patrocinadores siguen respondiendo como hasta ahora, sus éxitos no terminarán aquí”, dijo en una entrevista a Efe.

No obstante, ahora es tiempo de descansar y disfrutar de aquello que no es posible durante las concentraciones previas a un gran combate. Tras su victoria el pasado 5 de octubre ante la tailandesa Siriporn Thaweesuk, Pastrana disfruta de periodo de relax aunque no deja de pensar en sus objetivos.

Grandes objetivos

Y es que esta boxeadora madrileña quiere unificar los títulos del peso mínimo del resto de organismos de boxeo o en revalidar por tercera vez el mundial de la IBF. Eso sí, con su merecido descanso que está aprovechando para darse “un homenaje tras otro con la comida (ríe)”. Lejos parece que ya queda aquella noche en que se enfundó el cinturón europeo o se coronó por primera vez como la número uno del mundo.

Joana Pastrana tiene claro que su éxito en el mundo del boxeo no es una cuestión que solo se deba a su esfuerzo y constancia sino que detrás de ella hay un equipo, formado, además de Álvaro, por Nicolás González, su entrenador, de ‘Guantes de Lobo’.

joana pastrana sueno
Joana Pastrana con su cinturón de campeona del mundo. Foto EFE

Y es que reconoce que “sin ellos no estaría aquí. Si uno se va, yo también cierro el chiringuito. Si no estoy con ellos hasta el final de mi carrera ya no quiero continuar”.  Ese es uno de los motivos por los que no se plantea combatir fuera.

“Todos mis sueños los estoy cumpliendo aquí y con el equipo que estoy. No concibo seguir cumpliendo sueños o metas sin ellos. Si nos llaman a nosotros, sí, pero tiene que ser el conjunto”, argumenta esta bicampeona del mundo, que recuerda además las dificultades que tiene para preparar las peleas.

Nicolás y 20 kilos más

Para ello, cuenta con Nicolás, un boxeador profesional con un récord de 21 victorias (16 por ko) y una derrota, que suele hacer de sparring, a pesar del handicap que supone pesar 20 kilos más que ella. Este hecho, hace que en ocasiones, necesite a dos o tres compañeras que acuden al gimnasio para hacer guantes previos a los combates.

Se trata de boxeadoras aficionadas, acostumbradas a combates a tres asaltos, lo que hace que se tengan que turnas ante una Pastrana que combate por títulos a diez rounds.

Pastrana ahora vive su sueño, vivir del boxeo, sin grandes lujos, ser campeona del mundo y encima se siente “superorgullosa” de que la gente la pare en la calle porque “que alguien que no conoces te diga que quiere ser como tú, con el semblante serio, me llena”. Un hecho que le produce “ganas de entrenar todavía más”.

Incluso amadrinó recientemente un videojuego, Assassin’s Creed Odyssey, creado por Ubisoft, junto a la jugadora de rugby Marina Bravo, en lo que significa un homenaje a las mujeres que “encarnan la fortaleza, valor y sensibilidad de Kassandra, reflejo de cómo el género femenino puede cambiar el mundo”, explican desde la empresa.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Ilunion campeón Liga BSR

Ilunion arrolla al Amiab Albacete en la final de la Liga de BSR

Ilunion ha sumado este sábado su decimoséptimo título de campeón de Liga de División de Honor de baloncesto en silla de ruedas al imponerse (81-42) al Amiab Albacete en la final por el campeonato disputada en Cuenca.