Practico Deporte
boxeo femenino
Díaz, Gutiérrez y Pastrana, tres exponentes del boxeo femenino español.

El boxeo femenino español rompe barreras

Jose Castán

El boxeo femenino español da pasos de gigante semana a semana, consolidándose como un deporte donde el género no es un obstáculo, aunque para ello se ha necesitado el protagonismo y el éxito de algunas mujeres para hacerse valer.

Nombres como los de Joana Pastrana, Miriam Gutiérrez o Katy Díaz no paran de resonar en los medios de comunicación y mucho más en los ambientes boxísticos. Sus logros han puesto al boxeo femenino en el mapa de las gestas del deporte español.

Joana Pastrana es la pionera, sin ni mucho menos olvidar a María Jesús Rosa, en que se reconozca la versión femenina de este deporte, que hasta hace muy poco parecía exclusivo para los hombres. La madrileña ahora no sólo es campeona del mundo, sino una boxeadora con un amplio reconocimiento, donde sus combates captan la atención de gran número de aficionados, que llenan las gradas cada vez que defiende un título mundial, con un amplio seguimiento de medios de comunicación.

Efecto Pastrana

Pero, el ‘efecto Pastrana‘ tiene su continuación. Ya es habitual que en cualquier velada que se organice en España, al menos, haya un combate de categoría femenina. Así, se abrió la vía a que otras púgiles hayan tenido su oportunidad para ir demostrando sus cualidades, que los promotores hayan apostado por ellas para luchar por títulos internacionales.

Es el caso de Miriam Gutiérrez o Katy Díaz, que han sabido aprovechar sus oportunidades para mostrar sus cualidades en este deporte. Ambas dispusieron este fin de semana de una gran oportunidad para situarse como las número uno europeas en sus respectivas categorías, el peso ligero y el mínimo. Y no las desaprovecharon.

La primera fue en el Casino Gran Madrid de Torrelodones, donde Miriam Gutiérrez, apodada como La Reina, no dio opciones a la británica Sam “SJ” Smith. Venció por puntos, con una gran superioridad gracias a su mejor calidad boxística, tanto técnica como de pegada.

Algo que también demostró tan sólo veinticuatro horas después, la gaditana Catalina Díaz. Katy, apodada Pacwoman, quien resolvió por la vía rápida su combate ante la irlandesa a la irlandesa Lynn Harvey. La velada tuvo lugar en el Pabellón Cotos de Monterrey, en Madrid, donde el público vibró con el boxeo que exhibió Díaz, que obligó al árbitro a parar el combate en el quinto asalto y decretar la victoria por KO técnico de la andaluza.

Mucho futuro

Joana, Miriam y Katy son tres ejemplos de cómo el deporte femenino sigue sumando protagonismo y demostrando que el espectáculo del deporte no entiende de géneros. Pero, no son las únicas en el mundo del boxeo, al que cada vez se van sumando más mujeres.

Aunque con un corto bagaje en número de combates, tan sólo Pastrana supera los diez como profesional (dieciséis), Díaz suma siete y Gutiérrez nueve, no son ya unas juveniles, aunque sus carreras por ahora no tienen límites.

Eso no significa que el el boxeo femenino no vaya a tener continuación de aquí a unos años, puesto que ya hay un puñado de boxeadoras en el campo aficionado, que de la mano de la federación española y el programa Universo Mujer disputan diferentes campeonatos internacionales y van acumulando experiencias, de cara a los próximos años.

practicodeporte@efe.com

Te puede interesar

Judo español objetivo Tokio 2020

El judo español tiene un objetivo claro: Tokio 2020

Con la mira puesta en el Grand Slam de Bakú, que se celebrará del 10 al 12 de mayo, el judo español ya se prepara para seguir colgándose medallas esta temporada y cosechando puntos que les permitan afianzarse en el Ranking IJF de cara a la clasificación final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.