Practico Deporte
belgica europeo sub-18 baloncesto
Laura Piera conduce la pelota ante la defensa belga. Foto FIBA

La sub-18 sufre y gana a Bélgica (73-72) para jugar las semifinales del Europeo

La selección española sub-18 de baloncesto se impuso a Bélgica en un agónico partido por 73-72, en los cuartos de final del del Europeo femenino de la categoría, disputado en el Palasport Primo Carnera de Udine (Italia), con lo que presenta sus credenciales para las semifinales en busca de una medalla.

Fue un final cargado de nervios y tensión, donde se pudo decantar para cualquier bando, pero que en esta ocasión, fue para el español, quizá porque nunca dejó de tener fe en que suyo sería el pasaporte para las semifinales. El sábado espera Hungría por un puesto en la final.

Inicio esperado

Poco cambio el inicio del partido a los últimos encuentros del equipo español, como ante Bosnia y Polonia, Ventaja inicial para irse poco a poco en el marcador. Y es que España se puso desde el inicio por delante, con diferencias pequeñas, pero que con el transcurrir del choque, iban aumentando, 20-11 a 2.15 para el final del primer descanso.

Todo ello, gracias a un equipo en el que todo funcionaba, con un ataque acertado en el tiro y una defensa que no daba facilidades al rival. Con cinco de diferencia acabó el primer cuarto (21-15).

Cambio de guión

Pero el guión cambió a partidos anteriores. La experiencia decía que era en los segundos diez minutos, cuando España ponía tierra de por medio. Esta vez, no sólo no fue así, sino que Bosnia, gracias a una gran agresividad en defensa, se puso por primera vez por delante en el marcador (28-29) a falta de tres para el descanso.

Aunque en defensa las de Mario López mantenían bien la situación, en ataque se entró en una racha muy fallona, lo que envalentonó a las belgas, que aprovecharon sus opciones para volver a meterse en el partido. La poca aportación de Maria Pendande, en el banquillo con tres personales, se notó en el equipo, que bastante tuvo con llegar al descanso con empate (33.33).

España lo pasó mal en el tercer periodo. Seguían sin salir las cosas y Bélgica empezó a creérselo. Se fue de siete puntos, 42-49, mediado el cuarto. López puso en cancha a Pendande, a pesar de contar con tres faltas como revulsivo, junto a una zona, que volvió a cambiar el partido. Ninguno de los dos equipos sabía jugar con el marcador a favor.

Se enjugó la diferencia, se vieron unos muy buenos minutos del binomio Pendande y Raquel Carrera, y se cerró el cuarto con una nueva igualada (54-54) y todo por decidir.

Máster de nervios

El último cuarto se convirtió en un máster de qué equipo sabía manejar mejor los nervios. Y ahí las belgas tomaron mucha ventaja. Tres triples consecutivos más una jugada de canasta y tiro adicional, se lo pusieron muy difícil a las españolas.

Pero, el secreto estuvo en mantener la calma y la fe en su juego, además de una Raquel Carrera, acabó con 18 puntos y cinco rebotes, con 22 de valoración, que hizo mucho daño en la zona rival. A tan sólo dos minutos para la conclusión, España volvió a ponerse por delante (71-70), y ya no dejó de estarlo aunque con mucho sufrimiento y nervios.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

k4 500 ibiza

El K4 500 se pone en marcha en Ibiza rumbo a Tokio 2020

El K4 500 español, vigente subcampeón mundial y campeón europeo, integrado por Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper Walz y Rodrigo Germade, junto a los palistas Juán Oriyés y Daniel Abad, se puso en marcha en Ibiza con la mente puesta en lograr la clasificación para Tokio 2020.