Practico Deporte
Ana Pérez Río
Ana Pérez durante su actuación en los Juegos de Río 2016

Ana Pérez , ya piensa en Tokio 2020 y en ir con el equipo completo

Ana Pérez, única representante española en gimnasia artística en los Juegos de Río 2016, no estará en ninguna de las finales de esta competición, tras acabar en trigésima sexta posición, en su primera participación olímpica.

Tras concluir sus ejercicios, la gimnasta sevillana ocupaba la duodécima posición pero todavía se debían disputar otras tres subidivisiones, que relegaron a Pérez fuera de los puestos que daban acceso a las finales.

No obstante, la joven gimnasta se mostró contenta de su actuación, ya que -dijo- “he disfrutado mucho compitiendo“, aunque reconoció que no había sido su mejor día.

Ana Pérez Río
Ana Pérez durante su actuación en los Juegos de Río 2016

54.299 puntos

Pérez tuvo unas calificaciones de 13,133 en suelo, 13,933 en salto, 13,633 en asimétricas y 13,600 en barra de equilibrios, para un total de 54,299.

La gimnasta andaluza tuvo palabras para sus compañeras de entreno, que no están en Río debido a que el equipo español no consiguió la clasificación, con el objetivo ya puesto en Tokio 2020.

“Estamos todas con muchísimas ganas y cuando llegue a Madrid les daré a mis compañeras una charlita para decirles que tiremos todas para arriba. Esto es muy guay, pero mejor con el equipo que sola“, señaló.

“Es una experiencia increíble, todas trabajamos mucho y todas merecemos vivir esto. No es justo”, dijo, “que todas trabajemos y solo sea una la que pueda disfrutarlo”, argumentó.

También aludió a la experiencia que supuso competir junto a la rumana Catalina Ponor, tres veces campeona olímpica y aún en la elite a sus 28 años.

“Ha sido increíble estar en el mismo grupo que ella. Es simpática, nos hemos dado la enhorabuena”, concluyó una gimnasta de gran personalidad y con mucho futuro por delante.

Ana Pérez Río
Ana Pérez durante su actuación en los Juegos de Río 2016

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

ana pérez río

Ana Pérez, la progresión meteórica de una gimnasta convencida de lo que hace

Hace cuatro años, Ana Pérez veía los Juegos Olímpicos de Londres sentada ante el televisor de su casa en Sevilla.