Practico Deporte
resumen deporte femenino español 2017
Belmonte, Valentín y Muguruza han sido tres de las grandes protagonistas del año. Foto Archivo EFE.

Otro año de luces para el deporte femenino español

Israel Molina

Mireia Belmonte, Lydia Valentín o Garbiñe Muguruza son solamente algunos de los nombres propios de un deporte femenino español que ha vuelto a vivir un sensacional 2017, lleno de éxitos y que ha refrendado su buen estado de salud.

Pero no solo las deportistas individuales han brillado. También los deportes colectivos han mantenido el corazón en un puño a los aficionados españoles. Mención aparte merece el equipo de baloncesto, campeón de Europa este verano, con un dominio aplastante. Pero 2017 también ha vivido con intensidad el waterpolo, el balonmano y el fútbol.

Si en Londres 2012 y en Río 2016 ya las mujeres llevaron la batuta de los grandes triunfos y las principales hazañas, la tendencia ha continuado en un 2017 lleno de luces, aunque también con alguna sombra, que sirve para poner blanco sobre negro en los triunfos.

Belmonte, una leyenda mundial

Mireia cerró el círculo siendo campeona del mundo. Foto Archivo EFE.

Para empezar con los nombres propios hay que detenerse en la figura legendaria de Mireia Belmonte quien, en los últimos tiempos, ha convertido la excelencia en mera rutina. Ha hecho de la piscina el jardín de su casa y España entera ha tomado su mano y la ha acompañado por unos triunfos inolvidables. Si emocionó a todo un país con su oro olímpico, en 2017 ha cerrado su círculo proclamándose campeona del mundo en su prueba fetiche los 200 metros mariposa. Junto a esta, de Budapest se marchó con otras dos medallas, apuntalando un currículo cum laude.

A su vera, a espaldas de su leyenda, se está forjando la suya propia Jessica Vall, siempre competitiva en los grandes campeonatos y que encontró su momento de gloria en el Campeonato de Europa de Piscina Corta de Copenhague, donde se proclamó campeona de Europa en 200 metros braza, batió varias veces el récord de España y se colgó otro bronce como broche final.

Ona Carbonell añadió dos medallas más a su colección en Budapest

También en la piscina y también en la capital húngara, brilló con luz propia la extraordinaria Ona Carbonell. La reina de la sincronizada española no entiende de miedos, ni de dudas. Ante la competitividad y la presión, destaca su talento, de fuente inagotable. Se colgó dos platas con sabor a oro en las dos pruebas de solo, acercándose más que nunca a las inalcanzables rusas y ejerciendo como líder de un deporte que vive en España un periodo de transición dulce.

Sin salir del agua hay que resaltar también la sublime actuación de la eterna Teresa Perales y sus mejores discípulas, Sarai Gascón y Nuria Marqués, brillantes todas ellas en los Mundiales de Natación Paralímpica que se han disputado en México, pospuestos a una fecha reciente por el terrible terremoto que asoló el país en la parte final del verano.

Muguruza, número uno y Wimbledon

En un lado de la red distinto de su rival siempre posa, concentrada como pocas, Garbiñe Muguruza. De origen venezolano, a la potencia de sus golpes y un ritmo de bola demoledor, en 2017 ha rematado el cóctel con el ingrediente definitivo; la madurez. Con todas estas armas tejió semana a semana su mejor temporada, rematada con el inolvidable título en ‘la catedral’ de Wimbledon y alcanzando por primera vez en su carrera el número uno del mundo, el sueño de toda su vida.

Lydia Valentín, con sus tres oros mundiales, acaparó elogios y portadas

Si potente es Garbiñe, qué podemos decir de Lydia Valentín, cuyo éxito tuvo que esperar al último mes del año. Del tercer puesto del podio en Río al primero en Anaheim apenas ha pasado tiempo. Al tiempo que sus rivales van cayendo en el ostracismo del dopaje, su nivel aumenta progresivamente con el paso de los años. En los Mundiales de Estados Unidos se colgó tres oros imperiales, en arrancada, dos tiempos y total olímpico. Una verdadera proeza.

De algo que también puede presumir el deporte femenino español es de dominar mundialmente el pádel. Incontestables han estado las ‘gemelas atómicas’, las Sánchez Alayeto, ganadoras del World Pádel Tour, maestras en Madrid y números uno del mundo. Pero es que a su lado navegan Marta Marrero, Martita Ortega o Ari Sánchez, entre otras muchas.

Y si de hermanas va la cosa, toca detenerse en las Ruano Moreno, de nombres Iballa y Daida. Han hecho de las olas su forma de vida y, aunque hermanas en la vida, son rivales en el agua del mar, donde se sienten como en casa. Lo mismo que siente Fátima Gálvez cuando tiene que ‘tirar’, referente mundial en cada competición, aunque su 2017 también será recordado por la retención que sufrió junto a otros tiradores españoles en Abu Dabi.

Las chicas de oro del baloncesto

Y como inolvidable se puede calificar el oro histórico logrado por la selección femenina de baloncesto en el Europeo de este verano, un triunfo de dimensión mundial y que la coloca de forma definitiva como única alternativa viable al poderío estadounidense. Su triunfo fue el de todo un deporte que agota lentamente un ciclo entre los chicos, mientras consolida a las chicas.

El oro histórico del baloncesto femenino. Foto EFE.

Y otra selección que ya es histórica es la de waterpolo. A la decepción de Río se la enterró de un plumazo en Budapest, a base de goles y buen juego. España cuajó un torneo memorable, llegando a la final y mirando fijamente a los ojos de las estadounidenses, imbatibles en cualquier competición internacional. Fue una plata de ley, de esas que acabas sonriendo y nunca llorando.

La selección de Waterpolo olvidó su decepción de Río con una plata con sabor a oro

Malacostumbrados a vivir de victoria en victoria nos ha tenido siempre Carolina Marín, sin embargo, tras un majestuoso 2016 coronado con el oro olímpico ha seguido un 2017 de altibajos, con excelentes momentos de forma y alguna lesión que le han impedido mostrar su mejor nivel. Se coronó como campeona de Europa por tercera vez, pero no pudo con el Mundial. En los SuperSeries siempre se mostró competitiva, pues no entiende otra cosa en su vida, pero nunca fue la Carolina Marín que todos conocemos.

El adiós de Beitia

Ruth Beitia se despidió como una leyenda mundial. Foto Archivo EFE.

El año también nos dejó unas lágrimas para la historia, las de todos los que en algún momento nos emocionamos con la perenne sonrisa de Ruth Beitia que, definitivamente, cerró su carrera como deportista. Lo hizo un año después de ser campeona olímpica y tras unos meses complicados, sin competir a su mejor nivel y sin opciones en el Mundial de Londres. Pese a todo, fue capaz de colgarse una última medalla en el Europeo de pista cubierta. Jamás olvidaremos su salto de Río.

Dolorosa también fue la derrota de la selección femenina de fútbol en la Eurocopa. Por cómo se produjo, en los penaltis y ante una Austria a la que se ha ganado posteriormente. La derrota seguro que sirvió para aprender, en un deporte en constante crecimiento con la expansión de la Liga Iberdrola, que sigue creciendo entre las fronteras españolas.

Maialen Chourraut y Eva Calvo no tuvieron su mejor año

Entre las decepciones hay que mencionar a Maialen Chourraut que no pudo colgarse el oro mundial, la medalla que le falta o Eva Calvo, que tampoco vivió su mejor año después de ser medallista olímpica. Y luego está el infortunio, algo de lo que saben mucho las ‘guerreras’ del balonmano, cruzadas en el Mundial y en el Europeo, pero que caminan con paso firme al futuro.

Consolidación del deporte popular

Ajeno a la competición en sí misma y a los grandes nombres, el deporte femenino popular se consolida cada vez más. Las carreras en ruta viven un momento de explosión femenina, con pruebas donde el número de mujeres supera al de hombres y con circuitos como el de la Carrera de la Mujer absolutamente consolidado como uno de referencia y con esa marea rosa que ha llenado las calles de muchas de las principales ciudades españolas.

En definitiva, un 2017 para enmarcar, donde las mujeres han vuelto a hacernos levantar del sofá, a gritar, celebrar y llorar. De alegría, de tristeza y de ilusión. El deporte femenino sigue siendo un referente y un orgullo para España.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

lydia valentin nadal 2017

Lydia Valentín y Rafa Nadal, los más destacados de 2017

La halterófila Lydia Valentín y el tenista Rafa Nadal han sido designados por la Agencia EFE como los mejores deportistas españoles del año 2017 tras sus éxitos en sus respectivas disciplinas.