Practico Deporte
resumen año 2017 natación
Mireia Belmonte, celebrando su título mundial en Budapest. Foto Archivo EFE.

Mireia Belmonte cierra el círculo con Carbonell y Vall de escuderas

Francisco Ávila

La española Mireia Belmonte completó su triplete de oro en 2017 con la victoria en los 200 mariposa de los Mundiales de Budapest. A su lado, este año brillaron Jessica Vall, campeona de Europa y Ona Carbonell, una sirena de plata.

Después de que en el verano anterior, la badalonesa se hubiera colgado la medalla de oro en los 200 mariposa en unos Juegos Olímpicos y ser la primera mujer española en la historia en conseguir el título olímpico, Belmonte completó su particular triplete -oro en Europeos, Juegos y Mundial- en Budapest.

Primer oro desde 2003

Belmonte, de la mano de Fred Vergnoux, el técnico que la ha guiado en su carrera, le quedan pocos retos después de aquella tarde en Budapest, donde se convirtió en el tercer nadador español en colgarse un oro en un Mundial. López Zubero (1991) y Nina Jivanevskaya (2003) abrieron el camino pero de eso hace mucho.

Belmonte ganó en un apretadísimo final a la alemana Franziska Hentke y cerró el círculo. Esa no fue su única medalla en Budapest, donde concurrió con un dilatado programa de competición.

Además del oro, Belmonte se llevó otras dos magníficas medallas de plata

La española se llevó otras dos medallas más, dos platas: una en los 1500, por detrás de la insuperable Katie Ledecky, y otra en los 400 estilos, donde acabó por detrás de la húngara Katinka Hosszú.

En Budapest, pese a que no logró ninguna medalla, Jessica Vall estuvo donde se le esperaba, en las finales de los 100 y los 200 braza, en dos pruebas de gran nivel.

La nadadora del CN Sant Andreu, en este final de año y aunque en una prueba menor (el Europeo en piscina corta), ha conseguido la primer medalla de oro de su carrera.

El premio para Jessica Vall

Jessica Vall posa con las dos medallas logradas en Copenhague. Foto EFE.

Vall es la demostración de la constancia, del trabajo de hormiguita, de la evolución constante y en Copenhague, en piscina corta y con 29 años ha conquistado una medalla de oro en los 200 braza.

Fue su segunda medalla en esta competición que cierra el curso, después del bronce en los 100 metros braza y de haber mejorado sus tiempos en todas las pruebas en las que ha competido.

La española conquistó su primera medalla en una gran competición en el Europeo de 2014 en Berlín (bronce 200 braza), al verano siguiente se llevó el bronce en el Mundial de Kazán, en la misma prueba, y después en los Juegos de Río se quedó fuera de las finales de los 100 y los 200 braza.

Relevo garantizado

Más allá de Belmonte y de Vall, el relevo parece asegurado con la constante progresión de África Zamorano, una joven 19 años que ha empezado a asomar la cabeza en el concierto internacional y de la que se espera mucho en el futuro como también de Paula Ruiz, campeona del mundo junio en aguas abiertas y que hizo un buen papel en su estreno mundialista.

La aparición de Lidón Muñoz o el regreso de Melanie Costa son otras dos buenas noticias para la natación española. En el plano masculino, la realidad es otra.

Hugo González, que entrena en Estados Unidos, es la gran esperanza para los chicos

La principal figura es un júnior, Hugo González de Oliveira, que desde este verano ha trasladado su residencia a Estados Unidos y nada por la Universidad de Auburn.

El mallorquín se colgó cuatro medallas en los Mundiales junior disputados el verano pasado en Indianápolis, tres de oro (50 y 100 mariposa y 50 libre), una plata (100 libre) y dos bronces (4×100 y 4×200 libre), algo que ni siquiera la gran Mireia Belmonte había conseguido en su etapa júnior.

Carbonell, sirena de plata

Ona Carbonell volvió a brillar en Budapest. Foto Archivo EFE.

Una de las deportistas más laureadas de la historia española, Ona Carbonell, también copó los focos en la piscina de Budapest, aunque ella lo hizo en natación sincronizada. En los Mundiales volvió a ejercer de capitana y líder a partes iguales, logrando dos fantásticas medallas de plata, solamente superada por la inigualable rusa Svetlana Kolesnichenko.

La misma medalla que se colgaron las chicas del waterpolo. Después de la ligera decepción que supuso no subir al podio de Río, las chicas de Miki Oca volvieron a demostrar que son un equipo realmente fiable y se plantaron en la gran final ante las todopoderosas estadounidenses, contra las que no pudieron hacer nada.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

mireia belmonte mas medallas

Mireia Belmonte quiere más medallas: "Aún tengo espacio en casa"

Mireia Belmonte, campeona olímpica, mundial y europea de natación, insaciable en el éxito se exige siempre lo máximo sin que decaiga su ambición ni su motivación.