Practico Deporte
Mireia Belmonte Cataluña Open 2018
Mireia Belmonte no descansa y prepara de forma concienzuda un 2018 que traerá medallas y ¿récord? Foto Archivo EFE.

Mireia Belmonte, reina en el Cataluña Open y centrada en sus nuevos retos

Israel Molina

Mireia Belmonte rompe retos de la misma forma que cualquiera de nosotros cambia de canal con el mando a distancia. La mejor nadadora española de la historia acumula medallas con la suficiencia de las leyendas y lejos de darse por satisfecha siempre hay un objetivo martilleando su cerebro.

Con Tokio 2020 a dos años y medio distancia, la badalonesa mira con deseo a un 2018 que viene cargado de ilusión. Por activa y por pasiva ha repetido eso de “batir el récord de Europa de 200 mariposa”, una prueba que la ha convertido en el icono mundial que es hoy. Pero además de eso, este verano tiene una cita ineludible en el Campeonato de Europa de Glasgow, el gran momento de la natación continental.

Éxito en el Cataluña Open

Belmonte viene de arrasar en el Cataluña Open -también brillaron Lidón Muñoz, Miguel Durán y Jessica Vall-, donde se ha colgado cinco oros. “Creo que ha sido un buen Campeonato ya que estuve entrenando tres semanas en Sierra Nevada y siempre es complicada la transición de altura a nivel de mar. Entonces han sido tres días de competición muy intensos, nadando muchas pruebas, pero hemos probado cosas y ha sido muy interesantes”.   Y todo esto conseguido en plena pretemporada, con los músculos todavía lejos de su gran momento.

Mireia Belmonte, durante el acto de este lunes con la marca Hyundai. Foto EFE.

Casi con la toalla puesta, se trasladó a la capital de España, a Madrid, para presentarse en familia como nueva embajadora de la marca Hyundai, en un acto en el que atendió a los medios de comunicación y repasó como están las cosas hasta la fecha.

“Este es un año que está en medio del ciclo olímpico, pero es igual de importante que todos. No hay que bajar la guardia, que los ciclos olímpicos pasan muy rápidos y tengo muchas ganas de que llegue Tokio”, explicó antes de reiterar que le “hace especial ilusión” ese récord de Europa de los 200 metros mariposa.

Sobre la evolución de estos primeros meses de pretemporada, la campeona olímpica y mundial reconoció que el plan todavía no está diseñado, que “habrá tiempo para entrenar en altura y para hacerlo a nivel del mar. Siempre hemos estado entre el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Barcelona de Sant Cugat (Barcelona) y en el de Sierra Nevada, pero este año estamos barajando ir a Bolivia, que sería entrenar a casi 4.000 metros. Aunque hay que evaluar cosas, cómo nos afectará, etc”.

Tokio 2020, una obsesión

Al margen de esto, sí hay una obsesión para Belmonte es Tokio, donde tiene a tiro convertirse en el o la deportista con más medallas olímpicas de la historia. Además, en esa cita, tendrá una prueba que añadir a su ya exigente calendario, los 1.500 metros libre, que se estrena en el programa olímpico y en el que logró medalla en el último Mundial de Budapest. “Será una prueba más para mi calendario. Es diferente, muy larga y no estamos acostumbradas. Pero creo que es interesante y de momento me va bien. Será bienvenida en Tokio”.

Así pues, toca seguir disfrutando de Mireia Belmonte. Tiene retos, desafíos, objetivos y es una triturada de ellos. No la pierdan de vista en 2018, volverá a hacernos levantar del sofá y a hacer que el himno español retumbe en Glasgow, seguro.

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Saleta Ruth Beitia altura

Saleta releva a Ruth Beitia como reina nacional de la altura

La gallega Saleta Fernández (Valencia Esports) dio este domingo el relevo como reina nacional del salto de altura en pista cubierta a su amiga y gran campeona Ruth Beitia, que le colgó la medalla de oro en un emotiva entrega después de que la ganadora del oro olímpico en Río 2016 haya dominado esta especialidad desde hace quince años.