Practico Deporte
Lydia Valentín plata Pekín 2008
La campeona del mundo no pudo evitar las lágrimas en la emotiva ceremonia. Fotos COE

Lydia Valentín ya luce orgullosa su plata de Pekín 2008

Lydia Valentín ya luce orgullosa su plata de los Juegos de Pekín 2008, y aunque para ello han tenido que pasar casi diez años la haltera española recibió este martes su premio en una ceremonia solemne celebrada en el Comité Olímpico Español (COE).

Marisol Casado, miembro del COI, colgó la medalla a Valentín acompañada de una sentida ovación del público puesto en pie.

Saltaron las lágrimas

Durante la ceremonia se proyectó un vídeo que hizo llorar a Valentín, en el que otros medallistas españoles como Saúl Craviotto, Mireia Belmonte, Maialen Chourraut, Eva Calvo o Ruth Beitia la felicitaron por su flamante medalla.

“Yo puedo dormir tranquila con lo que he conseguido por el trabajo que he hecho. Me he emocionado muchísimo por las palabras de Alejandro Blanco y por tener a mi familia aquí”, dijo Lydia a los periodistas después del acto.

Lydia confesó a la prensa que se había emocionado “muchísimo”.

Justicia deportiva” fueron las palabras más empleadas en el acto de hoy, en el que Valentín, que terminó quinta en la categoría de -75 kilos en los Juegos de Pekín 2008, se consagró como subcampeona olímpica gracias a la descalificación por dopaje de tres de las levantadoras que la precedieron.

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; el secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete; el presidente del COE, Alejandro Blanco; la secretaria general, Victoria Cabezas; Marisol Casado y el también miembro español del COI José Perurena; el presidente de la Federación Española de Halterofilia, Constantino Iglesias; y el peruano José Carlos Quiñones, vicepresidente de la Internacional, acompañaron a la deportista berziana en este emotivo acto.

Quiñones le impuso la insignia de la federación que la acredita como medallista y luego sonó el himno olímpico en honor de Valentín.

“Naciste para ganar”

“La medalla llega con un poco de retraso, pero llega”, afirmó el presidente del COE. “Tú no compites, solo ganas. Naciste para ganar“, dijo Blanco a la levantadora.

“Te has convertido en la embajadora del deporte limpio, de la España sin complejos. Nadie puede pararte”, añadió, antes de animar a la deportista a seguir sumando éxitos en los Juegos de Tokio 2020.

El ministro Méndez de Vigo señaló que el de hoy era “un acto de resarcimiento” ante “lo que todo el mundo sabía que era una injusticia”.

“Has llegado y hoy te lo reconocemos”, dijo. “Se nota que te quieren, que hay afecto. Eres un ejemplo de cómo la mujer va consiguiendo el puesto que le corresponde, también en los deportes”.

Según el ministro, “para potenciar el deporte femenino se necesita que haya campeonas”. Lydia, dijo, “es un ejemplo”.

Valentín finalizó en quinto lugar en los Juegos de Pekín, pero la campeona, la china Cao Lei, la entonces medallista de bronce, la rusa Nadezhda Evstyukhina, y la cuarta, bielorrusa Iryna Kulesha, han sido descalificadas por dopaje.

A la espera del oro de Londres

Tras un largo proceso de revisión por parte del COI, la federación internacional y el Tribunal de Arbitraje Deportivo, la plata de Pekín es definitivamente de Valentín, que ya tiene un bronce olímpico que ganó en Río 2016 y que también está pendiente de recibir la medalla de oro de Londres 2012, cuando concluyan las alegaciones de las partes implicadas en casos de dopaje.

El pasado mes de diciembre la española se proclamó campeona del mundo de los 75 kilos en las modalidades de arrancada, dos tiempos y total.

practicodeporte@efe.es

 

 

Te puede interesar

lydia valentin medalla pekin

Otro gran y merecido día para Lydia Valentín

Desde hace semanas, Lydia Valentín tenía en su agenda el 16 de enero. Una jornada en la que la levantadora española será reconocida con la medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.