Practico Deporte
inglaterra mundial rugby femenino
Ataque español durante el partido ante Inglaterra en el Mundial de Irlanda. Foto EFE

Derrota de España (56-5) ante una muy superior Inglaterra en el Mundial de rugby femenino

La selección femenina española de rugby no pudo dar réplica a la de Inglaterra, en el partido inaugural de la Copa del Mundo de Rugby, que se disputa en Irlanda, y cayó ante la superioridad inglesa por 56-5.

La campeona del mundo no dio opción a Las Leonas en este primer partido mundialista, en el UCD Bowl de Dublín. España puso todo lo que tiene. Salvo su flojo inicio, poco se le puede achacar de esta abultada derrota. Inglaterra mostró las diferencias entre uno y otro equipo y, además, no perdonó nada a España.

Inicio espectacular

Y es que el inicio de las inglesas fue espectacular. No se llevaba un minuto y ya habían firmado el primer ensayo. Quizá las españolas salieron un tanto frías (o muy nerviosas), pero un doble fallo de placaje permitió a Megan Jones adelantar a su equipo. Con poco más de un minuto, Inglaterra ya sumaba un 7-0, tras la transformación de Katy McLean.

inglaterra mundial rugby femenino
Ataque español durante el partido ante Inglaterra en el Mundial de Irlanda. Foto EFE

El XV de José Antonio Barrio notó este mal comienzo, desajustada en defensa y ante un rival que no perdona, estuvo a punto de recibir el segundo ensayo, en la siguiente jugada. No fue así, pero sí tras la melee que vino a continuación y que se llevaron las inglesas para sumar el segundo. Esta vez fue Key Wilson.

España miraba al marcador y dolía. Un 14-0 en contra, con solo seis minutos jugados. Pero, es que todavía no había hecho acto de presencia en el partido. No obstante, este segundo ensayo pareció que despertó a Las Leonas, que empezaron a jugar y sobre todo ajustaron la defensa y cerraron los espacios.

Una gran Wilson

No obstante, las inglesas siguieron a la suya. Sumaron otros dos ensayos, ambos de nuevo de una Key Wilson espectacular, en especial, en el tercero tras una jugada ensayada de la delantera de la Rosa, con un cambio de juego que aprovechó la ala inglesa para sumar cinco puntos más (19-0).

España. por su parte, seguía en su lucha, dando la cara, intentando olvidar los nefastos primeros minutos y poniendo toda la garra que tiene este equipo. Fruto de ello fue el contragolpe que permitió el ensayo español, firmado por el ala Diana Gasso (24-5), a falta de cuatro minutos para el descanso.

La segunda mitad se inició igual que la primera, un ensayo al inicio, pero a España le costó todavía más sacarse de encima el dominio inglés

El inicio de los segundos cuarenta minutos se pareció mucho al de la primera parte. Primera jugada en ataque de las inglesas y ensayo, esta vez de Emily Scarratt (29-5). La voracidad ofensiva de las campeonas del mundo no tenía límites.

Sin opciones

Solo se jugaba en campo español. Las Leonas ahora eran incapaces de darse un respiro en defensa. Pronto cayeron otros tres ensayos. Primero fue Harret Millar-Mills, luego la reincidente Key Wilson, el cuarto suyo, y el séptimo inglés fue de Alex Matthews. Eso no significaba otra cosa que las diferencias se iban alargando (46-5) y no se veía a España dar el paso adelante que sí dio en el primer tiempo.

Los cambios de uno y otro equipo tampoco hicieron cambiar mucho la situación. Amy Cokayne sumaba otro ensayo, sobrepasando así los cincuenta puntos (51-5). Lydia Thompson fue la encargada de cerrar la cuenta anotadora de las inglesas, que terminaron con nueve ensayos.

Ahora toca descansar, aprender de los errores, e intentar evitar que se repita ante Estados Unidos este aluvión de ensayos, otra de las grandes de este Mundial, el próximo domingo.

inglaterra mundial rugby femenino
Las selecciones de España e Inglaterra escuchan los himnos nacionales antes del comienzo del partido. Foto EFE

practicodeporte@efe.es

Te puede interesar

Maratón Santa Cruz

El Maratón de Santa Cruz, a velocidad de récord

El Maratón de Santa Cruz 'Sport Zone' regresará a las calles de la capital tinerfeña el próximo 12 de noviembre con la firme intención de mantener su nivel de crecimiento, en busca de convertirse en la carrera urbana de referencia a nivel canario y una de las de mayor repercusión a nivel nacional.